,

¿Cómo redactar artículos SEO para empresas B2B? (Update: 2024)

Kaira El Yanhari
Por: Kaira El Yanhari
/
30 de mayo de 2024
Comparte este artículo en:

En un entorno cada vez más digital, estar en los primeros lugares de Google para las consultas relacionadas con tu sector, es la prueba más valiosa de liderazgo para los usuarios. De ahí la importancia de aprender cómo redactar artículos SEO para empresas B2B.

En la vertiginosa era digital del 2024, el mundo del SEO se enfrenta a nuevos desafíos sin precedentes. Con la omnipresencia de la inteligencia artificial, la generación de contenido ha alcanzado niveles antes inimaginables. En este escenario, las empresas se enfrentan a la tarea de no solo competir con algoritmos inteligentes, sino también de capturar la atención de una audiencia cada vez más exigente y saturada de información. 

En este artículo, exploraremos los retos y estrategias clave para destacar en los motores de búsqueda. 

Empecemos por lo básico: ¿Qué es la “redacción SEO”?

Seré breve: SEO es el conjunto de técnicas que deben aplicarse para que una página web se posicione en los primeros lugares de los motores de búsqueda, como Google. 

Una de las preguntas más frecuentes que he recibido es: “¿por qué necesito el SEO?” y tiene sentido si consideramos que las empresas B2B no tienen como objetivo generar un alto volumen de tráfico, porque su público objetivo (por lo general) es bastante pequeño y segmentado.

Sin embargo, hay una razón vital que no puede perderse de vista: la autoridad. 

En un entorno cada vez más digital, estar en los primeros lugares de Google para las consultas relacionadas con tu sector, es la prueba más valiosa de liderazgo para los usuarios.

Eso sin mencionar que las empresas B2B generan el doble de ingresos por búsqueda orgánica que por cualquier otro canal, según estadísticas de BrightEdge (2019). 

SEO para empresas B2B 

Estrategia SEO para empresas B2B

Lo primero y más importante que debes saber, es que el SEO para B2B (Business-to-Business) sigue fundamentalmente la misma metodología que el SEO para B2C. La principal diferencia es el tipo de contenido que se debe producir para captar la atención del público objetivo, dado que los hábitos de consumo son totalmente distintos. 

No es lo mismo buscar proveedores de servicios o productos personales, que para una empresa. Cambian las preguntas, cambian las tendencias de permanencia e incluso la forma de contacto. Y he aquí el primer consejo importante:

Una buena usabilidad web es vital para un SEO exitoso

En este sentido, se tienen en cuenta cuatro enfoques principales:

  • SEO técnico: Por lo general, se realiza una auditoría para determinar los puntos de mejora que requiere el sitio web en cuanto a usabilidad, velocidad y contenido, entre otros muchos errores. 
  • Contenido: Posteriormente, se debe desarrollar un keyword research que permita entender las necesidades de información del público objetivo, esto permite validar si lo que se muestra hoy realmente aporta al SEO del sitio web.
  • SEO on-page: El tercer enfoque está directamente relacionado a las acciones necesarias para optimizar con SEO la página web.
  • SEO off-page: Para finalizar, también se deben establecer acciones para generar reconocimiento fuera de página, lo que ayuda a impulsar el SEO con mayor rapidez.

En este artículo vamos a concentrarnos en el contenido.

Cómo redactar un artículo SEO en 9 pasos

¿Cómo redactar artículos SEO?
  1. Identifica una búsqueda clave. Esta es la piedra angular de tu estrategia. Tu misión es encontrar una pregunta para la que tu empresa tenga respuesta.
  2. Crea contenido original. No repliques lo que otros han escrito, genera información propia, esto es de gran valor para el público B2B. 
  3. Incluye material audiovisual. De acuerdo a estadísticas de Hubspot, los videos pueden aumentar las conversiones en un 80%. Esto implica que muchas métricas de rendimiento de la web también sean mejores y el posicionamiento sea más rápido. Las imágenes, infografías y audios también son recursos diferenciadores valiosos.
  4. Usa SEO Semántico: Usa keywords, pero también sus sinónimos, preguntas relacionadas y términos coincidentes. Las últimas actualizaciones de Google intentan acercarse lo más posible al lenguaje humano, por lo que la asociación de términos es un gran aliado al momento de redactar.
  5. Utiliza enlaces salientes: Cuando tomes un dato de alguna fuente oficial y confiable, agrega el enlace como vínculo hipertextual. 
  6. Utiliza enlaces entrantes: También incluye a otros blogs de la web de la empresa para mejorar el enlazado interno por correlación de temas.
  7. Optimiza las imágenes con SEO: Agrega la keyword como nombre del archivo y también como meta alt al subirla al blog.
  8. Usa subtítulos con la palabra clave: Especialmente trata de no generar párrafos con más de 300 palabras sin subtítulos entre ellos. 
  9. Asegúrate que tu artículo sea legible: Intenta leerlo en voz alta o compártelo antes de subirlo, cuanto más fácil sea de leer, mayor retención tendrás en tus blogs.

Vamos a profundizar en estos puntos.

Keyword Research: Identificando las búsquedas clave

Las palabras clave (keywords) son los términos que utiliza nuestro público objetivo, para realizar búsquedas en Google. Nuestro contenido tiene que dar respuesta a esas consultas, ofrecer información de calidad, original y relevante para la audiencia. Para ello, es necesario realizar un keyword research: investigar cuáles son las palabras clave más buscadas, qué tráfico generan a otros sitios web y el nivel de competencia.

Cuando tengamos definida una palabra clave, busquemos todas las que puedan tener relación semántica con ella usando las herramientas anteriores. Realiza tu búsqueda según lo explicado y agrupa todas las ideas que parezcan similares y que podamos usar en un solo artículo.

Ejemplo 1: Relación de conceptos

Keyword: Ciberseguridad en la nube

Relacionadas: Ciberataques, qué es la ciberseguridad, riesgos de la seguridad en la nube, privacidad en la nube.

Ejemplo 2: Relación por sinónimos

Keyword: Ciberseguridad en la nube

Relacionadas: Seguridad cibernética, seguridad de la información, seguridad informática, seguridad digital.

¿Dónde deben ir las keywords?

  • En el título del artículo
  • En los subtítulos (H2, H3…)
  • En el primer párrafo
  • En el último párrafo
  • En el cuerpo del texto 
  • Título SEO
  • En la URL del artículo (slug)
  • En la meta descripción
  • En el texto alternativo de las imágenes.

Crea contenido original: anatomía de un artículo SEO

Anatomía de un artículo SEO

El siguiente paso es desarrollar la estructura del contenido. En este punto es importante que organices la información y aproveches los subtítulos (H2, H3 y H4). Lo recomendable es redactar párrafos de tres a cinco líneas. Y cada tres párrafos, incluir un H2. 

Ordena tu contenido

En lo técnico, un artículo debe tener una estructura limpia y congruente. Para ello existen los siguientes recursos:

  • Subtítulos: Hay de varios niveles. Está el H1, que básicamente es el título de la nota. H2, que son los subtítulos principales y bajo los cuales podemos desarrollar los H3. 
  • Negritas: Las negritas se utilizan para destacar las ideas más importantes del contenido. Además, si  ese fragmento de texto tiene la palabra clave, aportará un grano de arena al tema del posicionamiento SEO.
  • Viñetas: Las viñetas son muy atractivas para los lectores. Por lo general representan un descanso visual y ayudan a digerir el contenido con facilidad. 
  • Imágenes: Citaré un viejo un dicho: “una imagen vale más que mil palabras”. Este elemento, bien utilizado, tiene la capacidad de captar la atención del lector mucho antes que las palabras. Según un estudio de Hubspot, el 32 % de los especialistas en Marketing dicen que las imágenes son el contenido que más visitas atrae al sitio web de sus empresas.

Importancia del primer párrafo en la redacción SEO

Muy poco encontrarás en internet sobre la importancia del primer párrafo en los artículos SEO. Pero ciertamente, ese fragmento de texto es lo que atrapa al lector. Es necesario hacerlo atractivo, dinámico y creativo. Además, debe contener la palabra clave escogida.

¡Cuidado con los subtítulos!

Aunque ya los mencionamos antes, queda más por decir de los subtítulos. Cuando las “arañas” de Google buscan información para armar la lista de resultados, rastrean las palabras clave en los H1, H2 y H3. Así miden el nivel de coincidencia con la consulta del usuario y la calidad del contenido.

Cantidad de texto ideal en la redacción SEO

De acuerdo a la investigación de Hubspot, los artículos que lideran la primera página de Google, tienen un promedio de 1890 palabras. No obstante, el algoritmo prioriza el contenido de calidad. 

Si tu artículo tiene 2000 palabras, pero no aporta novedad ni relevancia, entonces quedará eclipsado por otros. 

 Densidad de palabras claves

La densidad de palabras claves se refiere al porcentaje de veces que debes repetir el keyword en el texto, en relación al número de palabras totales. 

Hace mucho tiempo, iterar hasta el cansancio la palabra clave, era fundamental para un buen posicionamiento. Sin embargo, las reglas cambiaron. Ahora la prioridad es la calidad de contenido.

Actualmente, el algoritmo da menos importancia a las repeticiones, pero continúa siendo un factor determinante para las búsquedas. Lo recomendable es no sobrepasar el 3 % de densidad. 

Legibilidad de la redacción SEO

El factor más importante para que los usuarios aprecien el contenido y estén dispuestos a compartirlo, es que puedan leerlo y entenderlo con facilidad.

 ¿Sabías que las personas nunca leen los artículos a la primera? lo escanean. Por lo tanto, un buen artículo debe ser:

  • Sencillo, que cualquier persona pueda comprenderlo.
  • Tener ideas breves y concisas
  • Y utilizable: con listas, subtítulos y buen uso de negritas.

Para eso, debemos tener en cuenta las siguientes buenas prácticas:

  • Longitud de las frases: No deben tener más de 20 palabras. Siempre se puede decir lo mismo con menos texto.
  • Longitud del párrafo: Mínimo 3 líneas, máximo 5. Para el lector es más fácil escanear párrafos cortos.
  • Distribución de subtítulos: Cada tres párrafos, usa un subtítulo. Los buscadores utilizan los subtítulos para catalogar tu contenido, ayudando al posicionamiento natural.
  • Frases consecutivas: El análisis de legibilidad te quita puntos cuando haya 3 frases o más que empiecen igual. Ahora bien, si lo usas como recurso creativo, en listas, precisamente para recalcar algo importante, no prestes demasiado atención a este parámetro.
  • Uso de voces pasivas: Una frase pasiva es más difícil de comprender. ¿Quieres un ejemplo?
  • Voz activa: Google analiza la legibilidad de tus contenidos.
  • Voz pasiva: La legibilidad de tus contenidos es analizada por Google.
  • Uso de palabras de transición: Las palabras de transición son los conectivos. Úsalos con prudencia para que la lectura del contenido sea más sencillo.

Composición del Snippet: Factor clave en la redacción SEO

Cómo redactar un snippet

 El Snippet es el cuadro resumen que aparece en los resultados de Google. Está compuesto por un título, la URL de la página web y la meta descripción del artículo. Entre más atractivo sea, más clics harán los usuarios, lo que repercutirá positivamente en el CTR del sitio web.

Título: Debe ser atractivo y tener entre 50 y 70 caracteres. Otro consejo es intentar, en lo posible, colocar la palabra clave al comienzo del título. Aunque el algoritmo de Google recientemente ha priorizado factores como la calidad de contenido, por encima de la ubicación del keyword. 

URL amigable: Gestores de contenido como WordPress, te permiten modificar el slug del artículo. La optimización SEO que aplicamos en esta casilla, es reescribir el URL para que contenga la palabra clave. También debemos eliminar todas aquellas conjunciones, preposiciones o términos que no aporten valor. Ejemplo:

Bien: /como-redactar-contenido-SEO

Mal: /como-redactar-un-contenido-seo-perfecto

Asimismo, la profundidad del URL para un blog debería ser de primer nivel. Ejemplo:

Bien: /como-redactar-contenido-seo 

Mal: /21-10-19/marketing-de-contenidos/como-redactar-contenido-seo

Metadescripción: Si todos entendieran la importancia de la metadescripción, le dedicaran un poco más de tiempo y creatividad. Este bloque de texto, que básicamente es un resumen muy breve del artículo, es el primer contacto de los usuarios con tu contenido. Si no les resulta atractivo lo que leen, harán clic en otro resultado. En este espacio también debe aparecer la palabra clave. Ejemplo:

Bien: ¿Te preguntas cómo redactar contenido SEO?  Te contamos 15 secretos infalibles para posicionarte en la primera página de Google.

Mal: Creamos una guía para que aprendas a redactar artículos SEO

En relación a la cantidad de texto, lo recomendable es de 115 a 155 caracteres. Aunque debes considerar el tamaño de algunas letras. Por ejemplo, si tienes muchas “M”, “W”, “O”, debes escribir menos texto, que con la “i”, “l” o “j”. De lo contrario, el contenido aparecerá incompleto. 

Enlaces entrantes y salientes

Otro de los factores que toma en cuenta el algoritmo de Google, es la estructura de enlaces del sitio web. Por tal motivo, en cada artículo, es recomendable incluir al menos un hipervínculo interno y otro externo. 

Los enlaces internos nos permiten indicarle al usuario (y a Google) qué otros artículos relacionados tiene el sitio web y qué tan profundo es nuestro dominio del tema. Mientras que los enlaces externos ofrecen información adicional, fuentes de contenido e impulsan nuestro dominio de autoridad. 

Consejos para enlaces externos:

✔ Debemos enlazarnos con páginas web de buena reputación en nuestra rama 

✔ Escoge sitios que tengan calidad de información, en lugar de poner muchos enlaces a webs de bajo tráfico.

 ✔ Cuida el anchor text (el texto visible que está encima del vínculo). Intenta poner sinónimos del keyword más un extracto de pocas palabras, que muestre el valor de la información que estamos recomendando.

Resumiendo…

¿Qué quiere Google? Ayudar a los usuarios.

Entender esa fórmula es la clave del éxito en SEO. Y tiene mucha lógica. Los motores de búsqueda cada vez son más inteligentes, reconocen la intención detrás de las consultas. Su único objetivo es darle a los usuarios lo que buscan.

 Aunque los requerimientos técnicos son fundamentales para el algoritmo, algunas cuestiones sociales como el interés y las recomendaciones de usuarios, empiezan a tener más relevancia. 

 Es por ello que en la redacción SEO, debes mantener un equilibrio entre la calidad de información y las optimizaciones técnicas. Ese es el secreto para sobrevivir a las 500 actualizaciones diarias que Google aplica a su algoritmo. ¡Suerte!

etiquetas

    publicaciones populares

    Marketing B2B

    ¿Qué es el marketing B2B y cómo crear una estrategia exitosa?

    30 de mayo de 2024
    Marketing B2B

    Los podcast están potenciando la comunicación digital de las marcas B2B

    19 de mayo de 2023
    Marketing B2B

    7 claves para construir una marca personal de éxito en el mundo digital

    20 de marzo de 2023